sábado, 22 de mayo de 2010

EL CRATAEGUS NO ES CRATAEGUS SON PYRACANTHA

PYRACANTHA COCINEA o el mal dicho CRATAEGUS.
Cuando las hojas de los árboles y arbustos ya cayeron en otoño, nos encontramos que el jardín pierde algo de color. Allí es donde se destacan las PYRACANTHAS
Este nombre raro se refiere ni más ni menos que al mal llamado Crataegus que cubre muchos de los cercos de nuestra zona.
Su fructificación dura desde el otoño hasta fines del invierno y es un recurso importante para generar color en la época invernal.
Son plantas de la familia de las Rosáceas, es decir parienta de las Rosas y los manzanos. Se dan bien en nuestra zona como éstas últimas. Sus frutos si observa bien, parecen precisamente pequeñas manzanitas en ramilletes.
Resistentes a las heladas, y a los suelos algo calcáreos. Gustosas de la exposición a pleno sol soportan algunos días sin riegos
Podemos colocarles formando Setos (cercos vivos) o solos en crecimiento libre (sin recortar o podar). En cualquiera de los casos nos brinda una floración blanca en ramilletes durante la primavera que luego se convierte en fructificación de un llamativo color.
Pueden confundirse con los Cotoneaster, otro género de plantas que poseen frutos llamativos pero en éste último caso no poseen espinas mientras que las Pyracanthas sí. Es por eso que son elegidas muchas veces como cercos de seguridad.


Deriva de especies otras originarias de la China.
Las variedades del mismo género que podemos adquirir poseen diferentes colores de frutos: naranja brillante, amarillo oro, rojo, naranja claro.
También existe una especie enana conveniente para combinar con herbáceas y florales en canteros debido a su baja estatura (0,50 a 0,80 m).
La especie típica puede medir hasta 2,5 metros de altura y permite que se la guíe en espaldera sobre muros.
En la zona puede sufrir ataque de arañuela roja y cochinilla.
Puede reproducirse por semilla y por esquejes.

Fotos: Isabel

No hay comentarios: